Dolor de rodilla después del gimnasio

¿Por qué duelen las rodillas al hacer ejercicio?

¿Te duelen las rodillas cada vez que subes las escaleras o te agachas para hacer una sentadilla en el gimnasio? El dolor de rodilla al hacer ejercicio es una de las quejas más comunes que vemos y que escuchamos en nuestra clínica. Si formas parte de este grupo, te contamos las posibles causas.

Es importante hacer la distinción, en primer lugar, de por qué tienes dolor de rodilla. Las lesiones por uso excesivo se refieren a las lesiones sufridas por la acción repetida (como hacer demasiadas sentadillas con poca forma durante un largo período de tiempo) en lugar de lesiones agudas, que ocurren en un instante (como una caída directa sobre la rodilla).

Los principales síntomas que suelen ocurrir son dolor detrás o alrededor de la rodilla, molestias al correr, saltar, ponerse en cuclillas o bajar escaleras, bloqueos ocasionales de la rodilla, sensación de atrapamiento, estallido o rechinamiento al caminar y rigidez general.

El pandeo, causante de que duelan las rodillas al hacer ejercicio

Cuando te agachas, ¿tus rodillas siguen apuntando hacia delante, siguiendo tus tobillos, o se colapsan una hacia la otra? Si es lo último, estás aumentando la tensión en la parte superior de la rodilla (rótula) y el tendón patelar.

El motivo de este pandeo es que muy probablemente tus glúteos no sean lo suficientemente fuertes para soportar el movimiento. Hacer ejercicios simples como puentes puede ayudarte a entrenar a usar y fortalecer los músculos de los glúteos para que puedas contraerlos durante las actividades, evitando que las rodillas se doblen.

Me duelen las rodillas después de hacer ejercicio

Te pueden doler las rodillas en el gimnasio por la tensión muscular

Otro gran problema que tienen las personas es la tensión muscular en los músculos flexores de la cadera y la banda iliotibial. Si tus flexores de cadera están demasiado apretados (probablemente causados ​​por sentarte demasiado) y no puedes extender tus caderas por completo, no podrás contraer adecuadamente tus glúteos, lo que de nuevo hará que las rodillas se doblen cuando te agaches.

Los flexores tensos de la cadera son los culpables de la mayoría de los problemas de la parte inferior del cuerpo, desde la rodilla hasta el dolor de espalda. Colocan la pelvis en una rotación hacia adelante, lo que hace que toda la parte posterior de los músculos de la pierna se estire mientras acortan los músculos de la espalda baja.

Qué ejercicios hacer para evitar el dolor de rodillas

Existe una gran cantidad de ejercicios que puedes hacer para reducir y eliminar el dolor de rodillas. El puente es uno de los más comunes. También hacer estiramientos del flexor de la cadera e intentar liberar el punto de activación en el que más fuerza estás haciendo. En otras muchas ocasiones, el dolor se va simplemente corrigiendo posturas concretas incorrectas que, repetidas en el tiempo, derivan en lesiones.

En cualquier caso, no todos los ejercicios están recomendados para todas las personas. Esto va a depender, en última estancia, de las actividades que hagas y de la propia forma de tu cuerpo. Hay gente que aguanta mucha carga y hay gente que tiene dolores simplemente al andar o bajar escaleras. Por lo tanto, el mejor consejo que te podemos dar es que te pases por nuestra clínica para que podamos valorar exactamente el motivo de tu dolor de rodillas y así poder ofrecerte soluciones específicas para tu caso.