lesiones deportivas running

Lesiones deportivas al hacer atletismo: el running

El running es una popular forma de ejercicio que triunfa en A Coruña y en todo el mundo. Cada vez son más los que se lanzan a disfrutar de este deporte que mejora la forma física, le permite a uno desconectar de sus problemas diarios y favorece, incluso, el desarrollo emocional por su segregación de endorfinas cuando se practica; sin embargo, el running es también motivo de lesiones deportivas que tratamos en nuestra clínica de traumatología Traumacor. Existen síntomas evidentes de que estás sufriendo una lesión que puede agravarse de continuar practicando running, que van desde el evidente malestar físico a la incapacidad de dormir por este, fallos en la respiración, dolor de cabeza y hasta mareos. 

En nuestra clínica traumatológica, aunque parezca mentira, recibimos casos de personas con lesiones deportivas aficionadas al running que siguieron practicándolo pese a notar esta serie de molestias, ligeras en un principio y que empeoraron en el tiempo. Entre estas lesiones deportivas son frecuentes las lesiones de rodilla, dolor en el pie, lesiones pélvicas, etc; lesiones deportivas que acaban formándose si se insiste en la práctica del running una vez notados los primeros síntomas, por eso es tan importarse detenerse y consultar con un traumatólogo especialista si se sienten dolores.

running y sus lesiones deportivas

Las lesiones deportivas asociadas al running son frecuentes. Consulta a tu traumatólogo si las padeces o tienes síntomas

Para evitar o minimizar la aparición de estas y otras lesiones deportivas es fundamental hidratarse y calentar antes de empezar con el running, además de iniciar la carrera con una marcha lenta e ir acelerando paulatinamente. Resulta también importante marcarse metas al ejercicio de running realizado y no cometer excesos; forzar al cuerpo puede ser contraproducente. Es también fundamental contar con el equipo adecuado, llevando ropa ligera que permita la transpiración. También es buena idea llevar gorras para proteger la cabeza del sol y se tiene pie plano, buscas plantillas ortopédicas para facilitar la carrera.

Si una lesión deportiva te coge en un lugar despoblado sin gente alrededor puede ser fatal, es por ello recomendable que corras siempre con un compañero y en áreas bien acondicionadas y llevando siempre un móvil contigo. No se te ocurra salir a correr con temperaturas altas o con altos niveles de humedad, pues puedes sufrir un desfallecimiento y lesionarte en la caída. En definitiva, las lesiones deportivas asociadas al running pueden prevenirse si se realiza el ejercicio con cabeza y sin corer riesgos, y por supuesto, ante los primeros síntomas de posible lesión deportiva, ven a  Traumacor en A Coruña para consultar el estado de la incidencia y prevenir males mayores.