dolor manguito rotador

Cómo reducir el Dolor Del Manguito Rotador (II)

Seguimos con nuestra serie de recomendación sobre cómo reducir el dolor del manguito rotador expuestos por nuestro equipo de traumatólogos. Si tenéis cualquier duda al respecto podéis llamarnos sin compromiso al teléfono 981 14 50 70. Podéis leer el primer artículo sobre cómo aliviar los dolores de hombro producidos por el manguito rotador aquí.

 Realización de ejercicios diarios de penduleo.

Este ejercicio suave estimula los receptores en la articulación del hombro y ayuda a incrementar el espacio subacromial y a reducir el dolor. Al mismo tiempo puede ser un ejercicio adecuado para el calentamiento antes de realizar los ejercicios sistemáticos del hombro, e incluso puede utilizarse un peso moderado (1kg) para aumentar el efecto descompresivo.

Es importante que el movimiento de penduleo sea realizado a expensas del movimiento del cuerpo, como si fuera un arrastre, y no a expensas de la musculatura del hombro. El hombro debe colgar como una marioneta (peso muerto). Recomendamos 1-2 sesiones de ejercicios diarios, con 30 repeticiones.

 

dolor hombro manguito rotador

Utilizar una almohada debajo del brazo durante el sueño nocturno. (almohada con brazo levemente en abdución y elevación)

El soporte del brazo durante el sueño reduce la tensión sobre el manguito rotador, de tal manera que el  hombro se coloca en una posición normal, alineado con respecto al cuerpo.

No es recomendable dormir con los brazos por encima de la cabeza, ni sobre el hombro afecto; se origina compresión del  la bursa subacromial y ello aumenta el dolor y trastorna el sueño.

Aunque no es fácil su realización, debe de intentarse con el uso de una almohada o cojín pues mejora  la posición  del hombro.

 

Programa de ejercicios de fortalecimiento del manguito rotador, dentro de un rango indoloro de movilidad.

Es importante realizar un programa de ejercicios del manguito rotador, puesto que la inactividad derivada del dolor inflamatorio produce atrofia y ello a su vez agrava el problema.

La mayoría de las personas desarrollan problemas como resultado de descompensaciones musculares, musculatura deficiente y falta de flexibilidad.

Por ello es necesario realizar no solo ejercicios de ganancia de recorrido, sino además cuidar la adecuada postura y en concreto la alineación escápulo torácica, y la flexibilidad global escápulo humeral.

Es necesario realizar ejercicios de estiramiento de cápsula posterior y de estabilizadores escapulares, tales como el serrato anterior y el trapecio.

No es válido cualquier tipo de ejercicio. Es necesario que sean específicos tanto del manguito rotador como de cintura escapular, y ello precisa un aprendizaje para su realización domiciliaria.

Es más recomendable y eficaz la repetición  de ejercicios simples y de baja intensidad.  La realización apresurada de ejercicios de fuerza, con peso, con brazo estirado, con la utilización de aparatos, (rueda de hombro), intentar elevar el brazo de cualquier manera (contractura-arrastre de trapecio) conduce habitualmente al empeoramiento de la mecánica del hombro y suelen resultar contraproducentes.  Esperamos que los consejos de nuestro equipo de traumatólogos en A Coruña os hayan ayudado, y ante cualquier duda, preguntadnos sin compromiso.