El manguito rotador es un grupo de músculos y tendones que rodean la articulación del hombro. Su función principal es la de mantener estable el hombro y permitir que se mueva junto con el brazo. No obstante, también es una de las lesiones más frecuentes. Si presentas algunos de los síntomas del manguito rotador, es necesario que acudas a Traumacor, tu traumatólogo en A Coruña.

El manguito rotador está formado por hasta 4 músculos diferentes. Estos 4 músculos, junto con una serie de tendones, son los que hacen que el hombro permanezca estable. Una lesión del manguito rotador va a provocar, sin embargo, que se inflamen o se dañen los músculos y tendones del hombro.

¿Cómo saber si sufres una rotura del manguito rotador?

La rotura del manguito rotador es una de las lesiones de hombro más frecuentes que tratamos en Traumacor. Si bien es más propia de las personas con edad avanzada, lo cierto es que cualquier grupo de edad la puede sufrir. Una lesión que se produce cuando los músculos o los tendones del manguito rotador se rasgan o se rompen.

El dolor que siente el paciente en la zona del hombro es muy agudo. Tanto es así que le resultará imposible mover no solo el hombro, sino también el brazo. Este dolor puede presentarse de diversas formas. Hay pacientes que presentan un dolor que aparece de manera gradual. Pero también están aquellos que aseguran que sienten como una serie de pinchazos agudos.

Síntomas del manguito rotador

De hecho, se trata de un dolor que altera el sueño de muchos pacientes. Si sientes este dolor en la zona del hombro de forma persistente, es muy probable que sufras una rotura del manguito rotador. En este caso, deberás pedir cita en Traumacor para que podamos realizar una exploración del hombro.

Síntomas del manguito rotador

El principal síntoma del manguito rotador es, pues, el dolor que se produce en el hombro. Un dolor sordo y profundo en el hombro capaz de perturbar el sueño y de dificultar o imposibilitar ciertos movimientos del hombro y el brazo. Además, esto va a provocar que la articulación se debilite y apenas pueda utilizarse.

El dolor puede llegar incluso hasta el codo y limitar actividades tan rutinarias como peinarse, tocarse la espalda, secarse el pelo, etc. El brazo no solo pierde movilidad, sino también fuerza. La amplitud de los movimientos se ve reducida considerablemente por este dolor que se puede presentar de distintas formas y en diferentes fases.

Los síntomas del manguito rotador son, por tanto, dos fundamentalmente: el fuerte dolor en el hombro y la limitación de los movimientos.

Los pacientes que sufran alguno de estos síntomas, deben acudir a Traumacor para que valoremos si tiene o no una rotura del manguito rotador. En nuestra clínica ofrecemos el mejor tratamiento para aliviar los síntomas del manguito rotador y acabar con esta lesión. Volverás a recuperar la fuerza y la movilidad en el brazo y en el hombro y dejarás de sentir ese dolor tan agudo y que resulta tan molesto.