Dolor de rodilla al correr en la parte externa

Me duele la rodilla después de correr

Agregar correr a tu currículo de bienestar puede resultar en muchos beneficios para la salud. Golpear el pavimento no solo juega un papel en la reducción del riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencia, sino que también libera sustancias neuroquímicas en tu cerebro que mejoran tu estado de ánimo y aumentan tu autoconfianza, entre otras cosas. Desafortunadamente, es habitual tener dolor de rodillas después de correr. Pero, ¿a qué se puede deber?

La rodilla del corredor (o, en términos más científicos, condromalacia rotuliana) ocurre cuando el cartílago debajo de la rótula está dañado. Es una de las lesiones más comunes que enfrentan los corredores debido a que el cartílago es un amortiguador natural. Hay algunas razones diferentes por las que aparecen síntomas como el dolor después de correr o la hinchazón.

Otros problemas comunes que causan dolor en las rodillas provienen de una mala alimentación que acumula toxinas y puede contribuir a la inflamación, usar zapatos que no brindan suficiente apoyo y no tener suficiente tiempo de recuperación. Una visita a tu traumatólogo de confianza es todo lo que necesitas para conocer exactamente cuál es el problema. Así, podrás tratarlo rápida y directamente, recuperando la actividad física lo antes posible.

¿Por qué duele la rodilla en la parte interna después de correr?

La osteoartritis es una enfermedad degenerativa que descompone el cartílago y hace que los huesos de las articulaciones se muevan juntos. Es una de las causas más graves por las que puede doler la parte interna de la rodilla.

Dolor de rodilla al correr en la parte interna

Otro motivo puede ser una artritis reumatoide, que causa inflamación en las articulaciones, dando como resultado un dolor severo de la rodilla interna en la mañana, con síntomas que disminuyen a lo largo del día.

También es posible que tengas lesionado el ligamento colateral medial, que recorre la rodilla interior estabilizando la articulación. Si el ligamento se estira demasiado, es posible que tengas un esguince en el mismo. Este también puede desgarrarse parcial o totalmente. El menisco medial también puede provocar dolor en la parte interior de la rodilla. Este cartílago es el que proporciona un cojín entre los huesos de la articulación.

Por último, podrías tener una simple contusión o quizás tu rodilla está acumulando líquido en la zona interior.

¿Por qué duele la rodilla en la parte externa después de correr?

El dolor de rodilla externo es un síntoma clásico del síndrome de la banda iliotibial (aunque hay más causas posibles). La parte externa de la rodilla es el punto de inserción de esta banda, por lo que si este tejido conectivo se aprieta, tirará de este punto de inserción. El aspecto lateral de la rodilla es también donde la fricción se acumula a medida que la banda se mueve hacia adelante y hacia atrás sobre el epicóndilo lateral.