menopausia y dolor de huesos

¿Por qué duelen los huesos en la menopausia y qué hacer?

Durante la menopausia es importante cuidarse más. Llegados a esta etapa de la vida, la producción de estrógenos disminuye, y con ello también decrece la formación de masa ósea. Esto puede llevarnos a un desgaste de las articulaciones que nos conduzca a producir artritis o artrosis.

La producción de estrógenos está íntimamente relacionada con la producción de materia osea. En la menstruación dejamos de producirlos, por lo que los huesos se debilitan. Sin embargo, eso no puede frenarnos, tenemos que seguir haciendo deporte moderado y ejercicio. La menopausia no es una etapa para quedarse en casa; al contrario, es cuando más hay que disfrutar de la vida.

El problema es que si nuestros huesos no están tan fuertes como antes, pueden sufrir más lesiones. En el caso de las articulaciones, puede que de su uso continuo, se acaben desgastando y produzcan mucho dolor. Para poder prevenir estas cuestiones necesitamos adaptar nuestra dieta a la menopausia, consumiendo productos que contengan calcio, como queso fresco, y también alimentos que nos permitan sintetizarlo y aprovecharlo mejor. También hemos de adaptar nuestro ritmo de vida a nuestra situación.

problemas en la menopausia

En la menopausia se reduce la producción de estrógeno y eso afecta a los huesos

En caso de que el dolor persista y sea continuo en zonas como la muñeca, el hombro o las rodillas, hay que visitar al traumatólogo. Si la articulación está muy desgastada, es posible que ese dolor se produzca por el roce continuo de los dos huesos. Desgraciadamente, este tipo de dolores no van a menos, sino a más porque son degenerativos. En caso de que el dolor persista, lo que hay que hacer es acudir al traumatólogo y realizar una valoración. En algún caso habrá que realizar una cirugía reconstructiva, pero lo más importante siempre es la prevención y el día a día.

Adapta tu dieta a la menopausia tomando frutas y verduras, queso freso y leche. Realiza ejercicio leve y haz rotaciones controladas de las articulaciones. Si te cuidas de forma adecuada, disfrutarás de la menopausia sin ningún dolor.